Una de las bases de la rivalidad y la envidia mutuas en el Dunia


Una de las bases de la rivalidad 

y la envidia mutuas en el Dunia

Una de las bases de la rivalidad y la envidia mutuas en el Dunia :
 [¡Oh, hermanos y hermanas! Hagamos todo lo que podamos para huir de esta calamidad]

بسم الله والحمد لله والصلاة والسلام على رسول الله ، وبعد

Imam Ibn Qudamah (رحمهما الله ) dijo:

En la mayoría de los casos, la envidia ocurre entre coetáneos, compañeros, hermanos y primos a causa de los objetivos contradictorios (o propósitos) de cada uno que llevan a la discordia y la enemistad. Y debido a esto, encontrarás a un sabio envidiando a otro sabio, pero no envidiará a un devoto; a un devoto envidiando a otro devoto, pero no envidiará a un sabio; un vendedor envidiando a otro vendedor y a un zapatero envidiando a otro zapatero, etc., porque ellos tienen objetivos contrarios (o propósitos). La base de este asunto es debido al amor a las cosas mundanas, ya que ciertamente las cosas mundanas están limitadas para aquellos que compiten por ellas; pero en cuanto a la otra vida, no hay limitación dentro de ella, ya que verdaderamente, el que ama el conocimiento y conciencia de Allah, el conocimiento y la conciencia de los ángeles de Allah, los profetas y el Dominio de Allah el Todopoderoso sobre los cielos y la tierra, él no envidiará a otros después de estar familiarizado con estas cuestiones, porque ellos [es decir, aquellos que son conocedores de estas cuestiones] no son restringidos por algún otro; más bien un sabio individual en particular es conocido por miles de sabios y ellos se regocijan por el entendimiento que este tiene.

Esta es la razón por la que no hay envidia entre los estudiosos de la religión, porque su objetivo es adquirir conocimiento y conciencia de Allah [Glorificado sea Él y libre está Él de todas las imperfecciones], que es un asunto enorme. Su propósito  (el de los sabios rectos) es adquirir un alto estatus a la vista de Allah y aquello que Allah ha mantenido en la otra vida es ilimitado, porque la mayor de las bendiciones de Allah es el placer de encontrarse con Él, la cual no puede ser ni evitada ni restringida, ni puede competidor alguno en el asunto limitarla para otros; sino que la armonía aumenta a medida que los competidores aumentan; pero si la riqueza y el estatus llegan a convertirse en el objetivo de los sabios, ellos se envidiarán los unos a los otros.

La diferencia entre el conocimiento y la riqueza es que la riqueza no permanece en las manos de una persona; pero en cuanto al conocimiento, este se asienta en el corazón del sabio y en el corazón del que es enseñado por un sabio, mientras que aún permanece en el corazón del sabio. Por lo tanto. quien contempla la Grandeza de Allah y Su Poderoso Dominio [por medio de reflexionar sobre lo Allah ha creado y la revelación que ha hecho descender], esto llegará a ser mayor placer para él que cualquier otra bendición, porque ni puede ser evitado ni limitado en eso. Y él no albergará envidia alguna en su corazón hacia ninguno, porque si otros fueran conocedores de aquello de lo que él es conocedor, esto no reduciría aún su complacencia en el asunto.

No encuentras a la gente agolpada para ver la belleza del cielo porque esta es inmensa e ilimitada; por consiguiente, si eres misericordioso contigo mismo, es obligatorio para ti buscar una dicha en cuyo camino no hay obstrucción y un placer que no cesará [es decir, la competencia por esta vida mundana está restringida para sus competidores y llegará a su fin, mientras que la otra vida es ilimitada]. Y esto no se puede encontrar en esta vida mundana, excepto al conocerse a sí mismo con conocimiento y conciencia de Allah y la asombrosa naturaleza de su Dominio [sobre todo].

No obstante, si no anhelas familiarizarte con el conocimiento y la conciencia de Allah y tu deseo es débil, entonces no encontrarás esto, ni su placer. Por lo tanto, no eres lo bastante hombre, porque este asunto es el de los hombres, ya que en efecto anhelar algo ocurre después de experimentarlo [o probarlo]. El que no ha probado no sabrá, el que no sabe no anhelará, el que no anhela no buscará, el que no busca no encontrará [nada], y el que no encuentra [nada] será de entre aquellos que están privados (*necesitados).

Sabed que la envidia es una gran enfermedad de los corazones y que las enfermedades de los corazones no son curadas excepto con conocimiento y acción. El conocimiento beneficioso para curar la envidia es conocer que en realidad la envidia es perjudicial para tus asuntos religiosos y mundanos, y el envidiado no es perjudicado en sus en sus asuntos religiosos ni en los mundanos; más bien, él es beneficiado por ello. Las bendiciones no cesan para la persona que envidias.

E incluso si no fueras un creyente en la resurrección, esto todavía habría requerido una comprensión – si eres sensato – de ser consciente de la envidia debido al dolor que esta trae al corazón, así como [no tener] ningún beneficio; entonces, ¿cuánto más cuando sabes de su castigo en la otra vida?.

Y la aclaración de nuestra declaración: Ciertamente, el envidiado no es dañado ni en sus asuntos religiosos ni en los mundanos, sino que más bien es beneficiado por ello en su religión y en sus asuntos mundanos; esto se debe a que las bendiciones que Allah ha decretado para él continuarán hasta el final de su vida y no hay perjuicio para él en la otra vida [por ser envidiado] porque él no ha cometido pecado alguno en eso; sino que es beneficiado por ello al ser él alguien que ha recibido opresión por tu parte, especialmente si la envidia sale a través de la palabra y la acción.

En cuanto al beneficio en la vida mundana [es decir, los beneficios de ser envidiado], es porque el propósito más importante de la creación es [presenciar] el dolor de un enemigo y no hay castigo mayor que la envidia [reprobable] que encuentras en ti mismo. Si reflexionas lo que hemos mencionado, sabrás que realmente eres un enemigo para ti mismo: un amigo de tu enemigo [dentro de ti]. Tu semejanza no es otra cosa que la de una persona que arrojó una piedra a su enemigo para matarlo, pero no pudo dañarlo y la piedra le rebotó de nuevo en su ojo derecho y se lo arrancó. De modo que su ira aumentó y él, de nuevo, tiró una piedra más fuertemente que la primera, pero esta le rebotó de vuelta en su otro ojo y se lo sacó. Entonces su furia aumentó y lanzó una tercera piedra, pero esta le rebotó y volvió a su cabeza, rompiéndosela; mientras que su enemigo está a salvo y riéndose de él. Esto es un conocimiento básico para curar [la envidia]. Si una persona reflexiona sobre esto, el infierno de la envidia se extinguirá de su corazón.

En cuanto a la acción beneficiosa [para ayudar a curar la envidia], entonces debe hacerse a uno mismo destruir aquello que la envidia le ordena hacer. Si esta lo despierta hacia el odio y la difamación a aquel que es envidiado, debe obligarse a sí mismo a elogiarle y enaltecerle. Si esta le hace ser arrogante con él, debe hacerse humilde hacia él [es decir, hacia el envidiado]; y si le hace bloquearle los favores para que no le lleguen debe obligarse a sí mismo a aumentar en darle favores. Y había un grupo de los salaf que cada vez que les llegaba que alguna persona murmuraba de ellos, les daba a esa persona [al que murmuraba] un regalo. Estos son remedios muy beneficiosos para la envidia.

*Nota de la traductora de inglés al castellano.

[Un extracto de ‘Mukhtasar Minhaajil Qaasidín’, páginas: 199-20, ligeramente parafraseado].

Traducido del inglés al castellano por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia.
En Ishbilia, al Andalus, el 29 de Rajab de 1440 Hijra. (5/4/2019).
Texto original en castellano: https://perlasdelislam.blogspot.com/2019/04/una-de-las-bases-de-la-rivalidad-y-la.html
Texto en inglés:  https://salaficentre.com/2019/02/one-of-the-basis-of-mutual-rivalry-and-envy-in-the-dunyaa-o-brothers-and-sisters-lets-do-whatever-we-can-to-flee-from-this-calamity/ y https://maktabasalafiya.blogspot.com/2019/04/one-of-basis-of-mutual-rivalry-and-envy.html

Una Luz A Tus Dudas

Perlas del ISLAM اللؤلؤ الإسلام

Perlas del ISLAM  اللؤلؤ الإسلام

Aclaración importante


Esta web sigue el minhaj de los Salaf u Saleh y de aquellos que les siguieron y siguen en su camino. Y como tal, seguimos el consenso de los ulama y no tomamos ni promovemos ni encubrimos a aquellos que han sido refutados por los grandes sabios de Ahlus Sunnah wal Yama'a, entre ellos a Yahia al Hajuri, etc, ni nos oponemos al Jarh wat Tadil. (Por favor, ver "http://perlasdelislam.blogspot.com.es/p/yahia-al-hajuri-y-otros.html">http://perlasdelislam.blogspot.com.es/p/yahia-al-hajuri-y-otros.html ).


Condiciones para copiar o difundir:
Cada uno es libre de copiar los textos que traduzco y difundirlos en otras webs, no es necesario mi consentimiento, bajo la condición de que usted no cambie ni omita nada de los textos incluyendo esto la referencia del traductor (por motivos de verificación del texto) y la dirección de la web, para que otros puedan beneficiarse de más textos provechosos.


Imprescindible saber que:
No clamo tener conocimiento, no hablo con mis palabras los textos islámicos aquí publicados, ni explico las fatwas o palabras de los sabios, etc, tan solo traduzco. Ruego, que si se encuentra algún error tanto en la fuente o en la traducción, piense bien primero de su herman@ musulman@ y se ponga en contacto a través de un comentario en la entrada correspondiente y se procederá a cambiarlo tan pronto sea posible.

Imágenes:

Muchas de las imágenes de este blog han sido tomadas de internet de páginas web gratuitas, etc. No clamamos ningún derecho sobre ellas excepto las que nos pertenecen. Si usted cree que se viola alguno de sus derechos de autor, por favor, póngase en contacto con nosotros haciendo un comentario en la entrada del blog pertinente y procederemos a borrarla tan pronto nos sea posible.

Gracias.

Nuestro email


perlasdelislam@googlemail.com