Biografía: Ibn Rajab al-Hanbali (f.795H)



Ibn Rajab al-Hanbali (f.795H)


Su Nombre y Linaje:

Él fue Abul-Faraj Zayn-ud-Dín ‘Abdur-Rahmán bin Ahmad bin ‘Abdir-Rahmán (a.k.a Rajab) bin Al-Hasan bin Muhammad bin Abil-Barakaat Mas’ud As-Salaami Al-Baghdadi Ad-Dimashqi Al-Hanbali, mejor conocido como Al-Hafidh Ibn Rajab Al-Hanbali.

Su título académico fue Zayn-ud-Dín o “Adorno de la Religión” y él se pasó al apodo de Ibn Rajab – una adscripción a su abuelo, ‘Abdur-Rahmán, quien fue conocido como Rajab, ya que nació en ese mes. Se adscribió a si mismo a Bagdad porque ahí es donde él nació; a Dimashq (Damasco) porque fue ahí donde se estableció; y a Hanbal, porque ese es el sabio a cuya jurisprudencia (Fiqh) se adhirió.

Fue el gran Imaam, el Hafidh, el Crítico, el Shaikh de los juristas Hanbali de su tiempo, revividor de la Sunnah, defensor del Islam y devoto adorador de Allah.


Su Nacimiento y Educación

Nació en Bagdad en el 736 Hégira, acorde a la opinión más correcta. Su nacimiento tomó lugar aproximadamente ochenta años después de la caída de Bagdad, la metrópolis del conocimiento en ese tiempo, a manos de los Mongoles. Y los efectos de la devastación estuvieron aún presentes incluso en el tiempo del nacimiento de Ibn Rajab.

Al-Hafidh Ibn Rajab fue criado en un hogar piadoso que estaba firmemente arraigado al conocimiento, la nobleza y la rectitud. Su abuelo, ‘Abdur-Rahmán bin Al-Hasan, fue uno de los sabios de Bagdad quien tenía un círculo (de estudio) en el cual enseñaba a alumnos Hadiz usando un antiguo método de memorización. Ibn Rajab atendía en muchas ocasiones esas lecciones de su abuelo a pesar de que sólamente tenía 4-5 años de edad.

En cuanto a su padre, fue también un sabio y Muhaddiz, célebre por su conocimiento y virtud. Nació en el 706 H. y creció en Bagdad donde estudió bajo sus maestros y profesores. Viajó a Damasco con sus hijos en el 744 H. para aprender de sus maestros ( n.t.c. de los de Damasco). También hizo lo mismo más tarde al area de Hijaaz y luego en Jerusalén. Después de esto, se afincó en Damasco para enseñar.


Sus Viajes en Búsqueda de Conocimiento:

Su padre jugó el papel más importante en encaminar a su hijo hacia el conocimiento beneficioso, especialmente el del Hadiz. Esto se debió a que siempre se esforzó en situar a su hijo en un entorno donde él pudiera oír Hadiz de personas fidedignas quienes fueron conocidas a lo largo de las tierras musulmanas por sus narraciones.

En el 744 H., su padre le llevó a Damasco para aprender de sus sabios. En ese tiempo, Damasco era un centro de aprendizaje que los estudiantes atestaban para aumentar su conocimiento y progresar en sus estudios. Ahí, Ibn Rajab escuchó de sabios como Muhammad bin Isma’il Al-Khabbaz e Ibrahim bin Daud Al-’Attaar.

Luego, Ibn Rajab y su padre, viajaron a Egipto donde aprendieron de ‘Izz-ud-Dín bin Jamaa’ah (f. 767 H.). Ibn Rajab también estudió bajo Sadr-ud-Dín Al-Maydumi (f.754 H.) e Ibn Al-Muluk (f.756H).

Después de esto, en el 748 H., regresaron a Bagdad y oyeron de otros sabios. Entonces ellos viajaron a Jerusalén donde Ibn Rajab aprendió de Al-Haafidh Al-’Alá’i (f.761 H.). En el 749 H., viajaron a Makkah donde realizaron el Hajj (peregrinación). Mientras, en Makkah, Ibn Rajab estudió bajo Al-Fakhr ‘Uzmán bin Yusuf. Luego se mudó a Madina y escuchó de su Hafid e historiador, ‘Afif-ud-Dín Al-Khazraji (f.765 H.).

Después de esto, volvió a Damasco y se entregó al estudio bajo los grandes eruditos, Ibn Qayim Al-Jauzía, estudiando muy de cerca con él hasta su muerte en el 751 H. Como mencionamos anteriormente, cuando su padre regresó a Damasco, se estableció para enseñar y dar lecciones. Luego, Ibn Rajab también atendía estas lecciones.

Sus Maestros:

Está claro de lo anterior que Ibn Rajab tomó conocimiento y aprendió de los sabios más grandes de la ummah en su tiempo. En Damasco, estudió de Ibn Qayim Al-Jauzía, Zayn-ud-Dín al-’Iraqi, Ibn An-Naqib, Muhammad Al-Khabbaz, Daud At-’Ataar, Ibn Qadi Al-Jabal y Ahmad bin ‘Abdil-Hadi Al-Hanbali. En Makkah, escuchó a Al-Hafidh Al-’Alaa’i. Y en Egipto, escuchó a Sadr-ud-Dín Abul-Fath Al-Maydumi y Naasir-ud-Dín bin Al-Muluk.

Aquellos que han registrado la biografía de Imaam Ibn Rajab han contado sus profesores en un número cerca de cuarenta. Esto incluye por supuesto a su padre, Shihaab-ud-Dín Abul-’Abbaas Ahmad bin ‘Abdir-Rahmán, quien fué su primer profesor y más influyente.


Su Papel en la Enseñanza y Sus Posiciones Educacionales:

Después de volver a Damasco, Imaam Ibn Rajab continuó buscando conocimiento mientras que su padre comenzó a realizar círculos (n.t.c. de conocimiento) para la memorización del Hadiz. Esto sucedió hasta el 774 H. cuando su padre falleció. En este punto, Ibn Rajab concluyó su estudio bajos profesores y su asistencia a las lecciones y se dedicó a la búsqueda de cuestiones, escribir libros y expandir el conocimiento.

Le fué dada una posición de enseñanza en la Escuela Hanbali, la cual mantuvo hasta el 791 H. Entonces él estuvo al cargo del círculo de estudio de los Martes en la Gran Mezquita de Bani Umayah. Esta fue una posición exclusiva que solamente podían tener los sabios más importantes del madh-ab Hanbali. Asumió este papel después de la muerte de Ibn Qaadi Al-Jabal quien falleció en el 771 H.

Continuó pasando grandes cantidades de tiempo en investigar, escribir, publicando, enseñando, trabajando en la rama del conocimiento y emitiendo veredictos legales. El resultado final de esto fué la producción de numerosos trabajos que continúan beneficiando a la ummah musulmana hasta el día de hoy.


Sus Alumnos:

Después de asentarse en Damasco y tras el fallecimiento de su padre, Ibn Rajab comenzó a realizar círculos de estudio y lecciones. Ya que era un Imaam en la Ciencia del Hadiz – en términos de narración e investigación – la gente venía a él desde lejos y cerca, para oír de él las narraciones. Había pasado tanto tiempo ensimismado en el estudio del Hadiz que se volvió particularmente conocido por ello. Y junto con eso, no se encontraba a nadie más competente en ello (durante su tiempo de vida) que él.

Al-Hafid Ibn Rajab tuvo numerosos alumnos, los más famosos de ellos fueron: El Juez ‘Alaa-ud-Dín Abul-Hasan, Ibn Al-Lihaam al-Ba’ali Ad-Dimashqi (f. 803 H), quien fue para él, el más cercano de sus estudiantes; Shihaab-ud-Dín Abul-’Abbaas Ahmad bin Abi Bakr Al-Hamawi Al-Hanbali, mejor conocido como Ibn Ar-Risaam (f. 844 H.) a quien Ibn Rajab le dió el ijaazah (licencia); y Abu Dharr ‘Abdur-Rahmaan bin Muhammad Al-Misri Az-Zarkashi (f. 846 H).


Los Elogios de los Sabios hacia él:

Ibn Qaadi Shuhbah dijo de él en su biografía, como citó en al-Jawhar-ul-Munaddad (pg.48): “Él leyó y llegó a ser experto en los varios campos de la ciencia. Se ensimismó con los asuntos del madh-ab (Hanbali) hasta el punto que los dominó con maestría. Se entregó a la ocupación del conocimiento de los textos, y defectos y signifcados del Hadiz. Y fué inigualable en los libros que produjo.”

Ibn Hajar dijo de él en Inbaa-ul-Ghamr: “Fué altamente experto en las disciplinas científicas del Hadiz en términos de nombres de los narradores, sus biografías, sus modos de narraciones y conocimiento de sus significados.”

Ibrahim bin Muhammad Ibn Muflih (f. 884 H.) dijo de él: “Él fué el Shaikh, el gran Erudito, el Hafidh, el que se abstuvo de la vida mundana. Fué el Sheikh del madh-ab Hanbali y escribió muchos libros benficiosos.”

El famoso historiador musulmán, Ibn Hijji, dijo: “Llegó a dominar las disciplinas y llegó a ser el más versado de su tiempo en los defectos (del Hadiz) y de la investigación de las rutas de narración.”

Ibn Nasir-ud-Dín dijo: “El Sheikh, el Imaam, el gran sabio, el asceta, el ejemplo, la bendición, el Hafidh, el fidedigno, el experto…uno de los sabios Imaames ascetas y devoto.”


Su Piedad y Características:

Imaam Ibn Rajab fue bien conocido por su abstención meticulosa y piedad, ya que él fue uno de aquellos que renunciaron a la vida mundana y se auto-sumergió en el conocimiento y la adoración.

Ibn Fahd Al-Makki dijo: “Él, que Allah tenga misericordia de él, fue un Imam piadoso y asceta. Los corazones se inclinaban hacia él con amor y los diferentes grupos se unieron en aceptación de él. Sus reuniones para recordar a la gente fueron de gran beneficio y solían abrir los corazones.”

Adh-Dhahabi dijo sobre él: “Nuestro maestro, fué uno de los sabios piadosos, de aquellos que renuncian a la vida mundana y abandonaron posiciones. Esto se debe a que él hablaba con la verdad incluso si esta era amarga.”


Su Creencia:

Ibn Rajab, que Allah tenga misericordia de él, siguió la metodología de los Salaf con respecto a los asuntos de Creencia e Imaan. Y la apoyó y la defendió de los falsos argumentos de los oponentes. Sus libros están llenos de ejemplos de eso como es el caso con su tratado “Fadhlu ‘Ilm-is-Salaf ‘alaa ‘Ilm-il-Khalaf” en el cual dijo: “La opinión correcta es la que tenían los predecesores piadosos (Salaf-as-Saalih), la cual es dejar los versos y ahadiz que contienen los Atributos de Allah tal cual fueron narrados, sin intentar explicarlos (tafsir), describir su significado (takyif) o hacer comparaciones a ellos (tamzil).”

Su Madh-hab con respecto al Fiqh (Jurisprudencia):

En Fiqh, Ibn Rajab siguió el madh-hab del Imaam Ahmad bin Hanbal. De hecho, él es considerado como uno de los mayores sabios de este madh-ab, siendo altamente experto y documentado en ello. Esto lo prueba su libro “al-Qawaa’id-ul-Kubraa fil-Furu’” – uno de sus trabajos más prominentes sobre el tema del Fiqh – el cual muestra su amplio conocimiento sobre los asuntos más complicados de la jurisprudencia. Al-Hafidh Ibn Hajr dijo en su libro ad-Durar: “Él hizo un excelente trabajo en él.” E Ibn Qadi Shuhbah e Ibn Muflih dijeron: “Este demuestra su completo conocimiento del madh-ab (Hanbali).”

En Kashf-udh-Dhunun cita: “Es uno de los libros más asombrosos de todos los tiempos puesto que es admirado. Algunos claman que lo tomó de los principios ( jurísticos) de Shaikh-ul-Islam Ibn Taimía que fue dispersado (a través de sus escritos) y los reunió todos, pero ese no es el caso. Sino que más bien, el estuvo por encima de todo eso. Esto es lo que fue dicho.”

Al-Hafidh Ibn Rajab estuvo profundamente apegado a los trabajos de Shaikh-ul-Islam Ibn Taimía, porque él solía emitir veredictos legales acorde a ellos y constatemente remitirse a sus libros. La causa para esto fue porque él fue un alumno de Ibn Qayim Al-Jauzía, el alumno más sobresaliente de Shaikh-ul-Islam Ibn Taimía, que Allah tenga miericordia de todos ellos. Sin embargo, a pesar de esto, Imaam Ibn Rajab no fue un ciego seguidor o un fanático adherente a su pofesor o al maestro de su profesor. Más bien, revisaba, autentificaba, verificaba y seguía las evidencias.


Sus Obras Escritas:

Al-Hafidh Ibn Rajab fue considerado uno de los sabios más talentosos y famosos de su tiempo en escritura. Es por ello que dejó atrás una rica y extensa selección de libros sobre las diversas ciencias del Islam, incluyendo Tafsir, Hadiz, Fiqh, Historia y Admoniciones.

Entre sus trabajos, algunos han sido publicados y otros permanecen en forma manuscrita. También escribió algunos libros que no pueden ser encontrados hoy día. En total, los libros de Ibn Rajab se ha estimado que han sido alrededor de sesenta obras, extendiéndose desde pequeños tratados hasta grandes volúmenes, la mayoría de los cuales han sido publicados. Algunas de estas famosas obras incluyen:

1. Sharh Jaami’ at-Tirmidi, Una Explicación del Sunan At-Tirmidi: Esta fue una fantástica explicación consistiendo en casi veinte volúmenes como mencionó Al-Hafidh Ibn Hajar. Se dijo que esta ardió en Damasco durante la invasión de los Tártaros en el 803 H. dirigida por Timurlank. Luego, desgraciadamente se perdió y no queda nada de ella excepto diez páginas del Libro del Vestido y la última sección de ella sobre los Defectos (‘Ilal), la cual fue publicada en dos volúmenes muchas veces.

2. Fath-ul-Bari bi-Sharh Sahih-il-Bukhari, La Victoria de Allah en la Explicación de la Colección de Sahih Al-Bukhari: Esta increible explicación del Sahih de Imam Al-Bukhari, la cual, desafortunadamente no fue completada.  El autor solamente fue capaz de alcanzar el Capítulo sobre los Funerales. Ibn Naasir-ud-Dín Ad-Dimashqi se refirió a ella como una "valiosa explicación". Ha sido publicada en la actualidad y consiste en siete volúmenes.

3. Jammi’-ul-’Ulum wal-Hikam fi Sharh Khamsina Hadizan min Jawaami’-il-Kalim, Una Collección de Puntos de Conocimiento y Sabiduría en la Explicación de 50 Ahadiz de las Exhaustivas Declaraciones del Profeta: Esta es su célebre explicación de los 40 Hadiz de An-Nawawi, en la cual el autor añadió 8 ahadiz más al final para completar el numero 50, y explicó cada hadiz de forma detallada. Esta es verdaderamente una de sus obras preciadas y ha sido publicada numerosas veces.

4. Dhail ‘alaa Tabaqaat-il-Hanaabilah,  Un Apéndice al libro de las Generaciones de los Sabios Hanbali: Este fué su famoso índice biográfico el cual fue escrito como un apéndice (dhail) para la colección de Al-Qaadi Abu Ya’laa, Tabaqaat-il-Hanaabilah. Este posee biografías de los ilustres sabios Hanbali del tiempo desde la muerte de Abu Ya’laa, en el 562 H. hasta el tiempo de Ibn Rajab.

5. Lataa’if-ul-Ma’aarif fimaa Li-Mawaasim-il-’Aam min al-Wadhaa’if, Intrincados Puntos de Conocimiento sobre las Obligaciones a lo largo de las Estaciones del Año: Una gran obra publicada muchas veces.

6. Al-Farq baynan-Nasihah wat-Ta’yir, La Diferencia entre Aconsejar y Condenar: Un pequeño tratado disponible en Al-Ibaanah.Com.

7. Adh-Dhull wal-Inkisaar Lil-’Aziz-il-Jabbar, Someterse y humillarse uno mismo ante el Todo Poderoso, el  Dominador (al Jabbar): Este libro ha sido publicado también bajo el título al-Khushú’ fis-Salaat (Sometimiento en la Oración). Uno debe percibir que son el mismo libro.

8. Sharh Hadiz Maa Dhi’baani Jaa’iaan ursil-la fii Ghanam, Explicación del Hadiz: Dos Lobos Hambrientos: Este tratado ha sido publicado bajo el título: Dhamm-ul-Maal wal-Jaah o el Mal del Ansia por la Riqueza y el Estatus.

9. Kashf-ul-Kurbah fii Wasfi Haali Ahlil-Ghurbah, Aliviador de Quejas y Descripción de la Condición de los Extraños: Disponible en Al-Ibaanah.Com.



Su Muerte:

Ibn Rajab viajó de nuevo a Egipto en el 754 H. y luego hizo el Hajj en el 763 H. Después de esto, volvió a Damasco donde permaneció hasta su muerte. Falleció un Lunes por la noche, el cuarto de Ramadán, en el 795 H. Algunos historiadores dicen que fue en el mes de Rajab.

Murió en Damasco en una tierra llamada al-Humairía, en un jardín que él solía alquilar. Su oración funeral fué realizada al día siguiente, y fue enterrado en el cementerio Baab-us-Saghir próximo a la tumba de ‘Abdul-Waahid bin Muhammad Ash-Shirazi (f.486 H.), uno de los renombrados sabios Hanbali del pasado, debido a su petición que está en su testamento.

Sin duda, dejó atrás un gran legado de conocimiento del que beneficiarse, para todos aquellos después de él. Sus libros continúan siendo estudiados y usados como referencia incluso hoy en día. Que Allah tenga misericordia de él y le conceda un alto lugar en el Paraíso.

[Tomado del libro, Fadlu 'Ilm-is-Salaf 'alaa 'Ilm-il-Khalaf (La Superioridad del Conocimiento de los Predecesores sobre el conocimento de los Sucesores, Al-Ibaanah Book Publishing)]


Traducido del inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2012/05/biografia-ibn-rajab-al-hanbali-f795h.html
Texto en inglés: http://islamtees.wordpress.com/biographies/5-later-salaf-1-401h-800h/#bio5






Algunos de sus libros publicados en inglés:









Perlas del ISLAM اللؤلؤ الإسلام

Perlas del ISLAM  اللؤلؤ الإسلام

Aclaración importante


Esta web sigue el minhaj de los Salaf u Saleh y de aquellos que les siguieron y siguen en su camino. Y como tal, seguimos el consenso de los ulama y no tomamos ni promovemos ni encubrimos a aquellos que han sido refutados por los grandes sabios de Ahlus Sunnah wal Yama'a, entre ellos a Yahia al Hajuri, etc, ni nos oponemos al Jarh wat Tadil. (Por favor, ver "http://perlasdelislam.blogspot.com.es/p/yahia-al-hajuri-y-otros.html">http://perlasdelislam.blogspot.com.es/p/yahia-al-hajuri-y-otros.html ).


Condiciones para copiar o difundir:
Cada uno es libre de copiar los textos que traduzco y difundirlos en otras webs, no es necesario mi consentimiento, bajo la condición de que usted no cambie ni omita nada de los textos incluyendo esto la referencia del traductor (por motivos de verificación del texto) y la dirección de la web, para que otros puedan beneficiarse de más textos beneficiosos.


Imprescindible saber que:
No clamo tener conocimiento, no con hablo mis palabras los textos islámicos aquí publicados, ni explico las fatwas o palabras de los sabios, etc, tan solo traduzco. Ruego, que si se encuentra algún error tanto en la fuente o en la traducción, piense bien primero de su herman@ musulman@ y se ponga en contacto a través de un comentario en la entrada correspondiente y se procederá a cambiarlo tan pronto sea posible.

Imágenes:

Muchas de las imágenes de este blog han sido tomadas de internet de páginas web gratuitas, etc. No clamamos ningún derecho sobre ellas excepto las que nos pertenecen. Si usted cree que se viola alguno de sus derechos de autor, por favor, póngase en contacto con nosotros haciendo un comentario en la entrada del blog pertinente y procederemos a borrarla tan pronto nos sea posible.

Gracias.